Actualizada 10/10/2017

Saga Sargento Carmelo Domínguez de Fernando Roye

Mostrando entradas con la etiqueta Fredric Brown. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Fredric Brown. Mostrar todas las entradas

jueves, 20 de febrero de 2014

La noche a través del espejo de Fredric Brown


Sinopsis:

Considerada la obra cumbre de Fredric Brown, La noche a través del espejo, recrea la alocada estructura de Alicia en el país de las maravillas y Alicia a través del espejo, en un relato policíaco donde nada es lo que parece, y que se va complicando conforme avanza la acción, repleta de ingenio y sentido del humor. El protagonista, Doc Stoeger, es un editor de un periódico semanario local de una pequeña ciudad, harto de no no haber publicado una sola exclusiva en veintrés años. La visita de un extraño personaje, que como Stoeger también es un declarado amante de la literatura de Lewis Carroll, lo atrapa de un cadena de sucesos extraños, casi surrealistas, que pondrán en peligro su propia vida. Un final tan inesperado como sorprendente cierra una novela policíaca perfecto y extraña, rebosante de ingenio, que trasciende los límites del género negro y se ha ido convirtiendo con el tiempo en uno de los clásicos de la novela norteamericana del siglo XX.
Texto de contraportada: “Fredric Brown es un autor para todos, excepto para los tristes (y aun así no sería una mala solución para su tristeza): graciosos, bromistas, chiflados, angustiados, sádicos, obscenos, viciosos, alcohólicos, soñadores, hastiados, estudiantes ingenuos y viejecitos de vuelta de todo, leed y releed a Fredric Brown, él os procurará una salida a las tensiones, un consuelo a vuestras inquietudes cotidianas y el apaciguamiento de muchos de vuestros fantasmas.” Gérard Helfer

Opinión:

Esta es una de esa novelas que llega a nuestras manos por casualidad.
Estaba en una librería y me llamó como siempre la atención su portada.
Lo curioso fue comprobar que se trataba de una reedición y que el libro en cuestión había sido escrito en 1950.
Valga decir en mi descargo que no soy muy dada a leer novela de ciencia ficción y el nombre del autor me sonaba bastante en ese género.
El siguiente paso fue leer la sinopsis.
Alicia en el país de las maravillas y Alicia a través del espejo convertida en novela policíaca.
Así que vuelvo a decir, que los libros nos eligen y este cumplió su función.

Pocas cosas pueden decirse para animar a leer una novela cuando nos parece redonda y encima resulta tan cortita como es esta.
Lo mejor es directamente recomendarla, pero aún así no os voy a dejar con la miel en los labios y os comentaré algunas cosas sobre ella.

Es un libro entretenido que nos atrapa desde las primeras líneas.
Una de esas novelas escritas con lo fundamental, de forma clara, ágil y en algunos momentos surrealista.
Para lo breve que resulta no le falta nada, no incluye paja ni da rodeos.
Va al grano desde el principio que es lo que buscan la mayoría de los lectores.
Quiero que veáis como no hace falta hacer grandes descripciones ni libros que superen las 700 páginas para que una novela sea perfecta.
No como últimamente que vemos en la librerías verdaderos tomos que parecen intentar transmitir la idea de que un libro extenso es sinónimo de calidad o de ser número uno en ventas, nada más lejos de la realidad.

El libro es un cúmulo de sucesos que irán ocurriendo a lo largo de una noche y que afectarán de forma directa al editor de un pequeño periódico.

Fredric Brown siembra la intriga en cada una de esas historias que se tejen alrededor del protagonista y que parece actuar como un imán para los problemas, e incita de esa forma al lector a seguir leyendo para averiguar como logrará salvar la situación.
Parece una obra de teatro donde los personajes irán entrando y saliendo de escena o un guión cinematográfico de los años 50 del género negro.

Una partida de ajedrez llevada a la vida "real" donde el protagonista únicamente será un peón.
Una conspiración desarrollada de forma muy inteligente, donde cada pieza terminará encajando a la perfección.