Actualizada 24/03/2017

Saga de Frédéric Poison de Víctor M. Mirete

Mostrando entradas con la etiqueta Víctor M. Mirete. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Víctor M. Mirete. Mostrar todas las entradas

martes, 3 de enero de 2017

Saga de Frédéric Poison de Víctor M. Mirete


El dragón perdido (Frédéric Poison 01)
Sinopsis:

¿Qué verdad no contada esconde un telegrama enviado desde un avión desaparecido que sobrevolaba África en julio de 1936?
 Un trepidante viaje de investigación, una adictiva atmósfera de intriga, una continua sensación de aventura, y un final repleto de humanidad conforman una misteriosa trama en la que el carismático, sutil y experimentado investigador y espía del ejército aliado francés, Frédéric Poison, se verá inmiscuido.
El frío y asediado Leningrado, el oscuro aeropuerto de Croydon, la cálida ciudad levantina de San Javier, la enigmática Casablanca, el desértico suelo de Mali y la mística selva de Guinea Ecuatorial, así como un reparto coral de personajes y el brillante uso del flashback, convergen entre sí para dar luz al misterioso vuelo de un peculiar avión relacionado con una conspiración que tiene como telón de fondo los días previos al inicio de la guerra civil española; y en la que se verán envueltos dos militares murcianos y una telegrafista francesa.


Los niños de Belzéc (Frédéric Poison 02)
Sinopsis:

Los juicios de Nuremberg supusieron algo más que un enjuiciamiento a los criminales nazis tras la IIGM. Supuso, además, un motivo para volver a dividir al mundo y para que cada pueblo luchase por su honor y su renacer.

Durante el proceso judicial contra los einsatzgroupen, tiene lugar en Alemania una serie de secuestros de los hijos de varios SS alemanes desaparecidos y procesados por la operación Reinhart.

Naciones Unidas pide a FMP Investigadores seguir la pista del caso. Frédéric reúne a todo su equipo: Pascal, Miguel y Patrick. No tardarán en averiguar que la razón que se esconde tras los secuestros está relacionada con algo sucedido en 1942, en el campo de exterminio de Belzec.

Durante toda la trama, Frédéric se verá obligado a decidir entre hacer prevalecer la verdad o la justicia; la causa o la consecuencia, la venganza o la salvación; al verse amenazado por los intereses ocultos de las Naciones Aliadas y las primeras olas de la Guerra Fría.

**********

Opinión: El dragón perdido (Frédéric Poison 01)

Antes de hablaros del argumento, voy a comentaros un poquito por encima como surgió la idea de esta historia.
Según nos cuenta el autor en las notas preliminares, nació, allá por 2011 y fue fruto de una de esas conversaciones intrascendentes que surgen a lo largo del día en el lugar de trabajo; en una de esas chácharas, que muchas veces son fruto de la casualidad, de esas que empiezas hablando de una cosa y terminas comentando sobre otra que no tiene nada que ver.
Se salta de un tema a otro, los asuntos se solapan y al final terminas generando una conversación que parece no tener fin, fondo ni contenido...
Pues bien, Carlos, el compañero de nuestro autor de hoy le preguntó...
¿Conoces la historia del "Dragón Rapide"? ¿El avión que transportó a Franco?
Y de esa forma, me imagino a Mirete, pletórico, ante las posibilidades que esa historia ofrecía; sus ojos empezarían a moverse rápidamente al tiempo que su cerebro recopilaba toda la información y la iba clasificando en dos montones, útil y no útil; su cabeza, poco a poco empezaría a viajar hacia otro punto, dispersándose de la realidad, comenzando a imaginar y creando escenarios, personajes y una trama donde historia real y ficción caminarían de la mano, dando forma al argumento.

Pero dejémonos de elucubrar y vayamos a lo que realmente sabemos...
La obra se divide en 30 capítulos, y cada uno de ellos tiene una estructura peculiar que me ha gustado bastante.
La historia principal, con la que da comienzo cada capítulo, avanza de forma lineal y en ella se da prioridad absoluta a la investigación del detective Frédéric Poison, protagonista de toda la saga.

En la parte final de cada capítulo se emplea la técnica del flashback, que consiste como ya sabéis en intercalar pequeñas secuencias que nos hacen retroceder en el tiempo.
De mano de esos flashback llegamos hasta dos historias:
En una de ellas, conocemos a Gregorio, un joven militar y a su mujer. Son los protagonistas de ese hilo argumental y en él, se nos relatan unos extraños acontecimientos sucedidos en el año 36, en los días previos al alzamiento nacional y que supuso el inicio de la Guerra Civil española.
La otra trama nos transporta a Rusia, al año 41, en plena II Guerra Mundial y el protagonista es Alonso, el hermano de Gregorio que forma parte de los españoles que lucharon con la División Azul.

Estos dos hilos argumentales se van solapando a lo largo de los capítulos. Son historias secundarias, sin importancia, pero que esconden un gran misterio y serán la base sobre la que Poison construirá su investigación.

Lógicamente, aunque no lo he dicho con anterioridad, todos estos hilos argumentales tienen un nexo común, un pequeño fragmento de telegrama que Gregorio envió a su hermano en Julio del 36.

Ese fragmento del telegrama, es un macguffin, esa técnica que utilizó tanto en sus películas el genio del suspense, Alfred Hitchcock.
Es un elemento de suspense que hace que la trama vaya avanzando, una excusa argumental constante a lo largo del argumento, que motiva a los personajes en su búsqueda y que realmente desde nuestro punto de vista como lectores, no es relevante, pero empleado con astucia como hace el autor, es un generador de intriga que sirve para conectar las tramas.

Hasta el momento os he hablado del argumento y de la investigación, en tonos muy generales.
Pero creo que hay que profundizar un poco más.
Junto al personaje principal, Fréderic Poison, aparece otro del que ya os hablé, Alonso. Juntos intentarán resolver un misterio que quedó aparcado años atrás. ¿Qué transportaba el avión donde viajaban Gregorio y su mujer? ¿Qué tiene que ver Gregorio con el Dragón Rapide y con esa trama creada alrededor del Caudillo?

Los distintos escenarios que van apareciendo a lo largo del argumento, son un incentivo para seguir leyendo, avanzamos dando saltos por el mapa, cruzando fronteras y acompañando a los personajes en una investigación que genera un montón de preguntas y para las que el lector, en un principio, no encuentra respuestas lógicas, ese es otro de los detalles que hace que la lectura avance con brío.

El resultado final, como podéis deducir, es una historia donde se entremezclan de forma acertada, el espionaje y los complots, con la Historia.
Un buen comienzo para una trilogía que tiene como protagonista a un detective inquieto y apasionado a partes iguales.

Opinión: Los niños de Belzéc (Frédéric Poison 02) 

La capacidad de sorprender es quizás la cualidad más buscada o soñada por los escritores y precisamente,Víctor M. Mirete, este joven autor del que ya os he hablado al reseñar su anterior novela, maneja muy bien esa cualidad.
Como ya habéis visto, me sorprendió gratamente con "El dragón perdido", y ahora vuelve a hacerlo con esta segunda entrega de la saga donde el detective galo, Frédéric Poison, vuelve a ser el total protagonista. Una saga compuesta hasta el momento por tres libros de lectura totalmente independiente.

Los niños de Belzéc, es una novela de trama compleja y si cabe, más entretenida que la anterior, aunque también con un desarrollo más pausado.
Lo que más sorprende en este autor es la sencillez a la hora de relatar, el respeto con el que trata los hechos y sobre todo, la originalidad del argumento.
Al igual que hiciese con la primera entrega de esta saga, elige un hecho real y desde ahí, elabora una trama ficticia que realmente llega a sorprender.
Mirete vuelve a utilizar un recurso que ya empleó en "El dragón perdido", las escenas retrospectivas o flashback, y que trasladarán momentáneamente la acción al pasado, a los desconcertantes y escalofriantes acontecimientos, que se irán relatando en las tramas paralelas.

1945 fue el año del descubrimiento más sobrecogedor del Siglo XX y que aún hoy en día, sigue sensibilizándonos.
El descubrimiento de los campos de exterminiocon las cámaras de gas, los crematorios, es algo que se ha repetido en muchas novelas de éste, que podríamos incluso denominar como género.
Así que no voy a hablaros de nuevo sobre el holocausto o sobre la locura nazi, ya que creo que este libro, aunque relata algunos acontecimientos de forma puntual, lo enfoca desde un punto de vista totalmente distinto, como ya veréis.

Belzéc, fue el segundo campo de concentración en comenzar las operaciones de exterminio, en la denominada "Operación Reinhart", nombre en clave que los nazis dieron al plan de asesinar a judíos, considerada como la fase inicial del holocausto, antes de que se pusiese en marcha el campo de Auschwitz.
Entre marzo y diciembre de 1942, fueron asesinados 434.500 judíos...

Esta vez, Frédéric Poison, se verá inmerso en una búsqueda contrarreloj.
En pleno proceso de los "Juicios de Nuremberg", los hijos de varios de los SS alemanes encausados por dicha Operación, son secuestrados. El detective y su equipo deberán descubrir quién se esconde tras esos secuestros y qué sucedió realmente en Belzéc.
Lógicamente, si habéis leído la sinopsis de este libro, sabréis en parte a qué se enfrenta el detective galo.
Un complot muy calculado, con actos de venganza y represalias sobre los nazis que atentaron contra la vida, la dignidad y los derechos en Belzéc.
Y es curioso... porque Víctor juega con nosotros, con nuestra conciencia, nuestros valores, nuestra ética y nos pone en un gran aprieto.
Es cierto que la venganza es un plato que se sirve frío, pero hay que reconocer que no todos estamos preparados para ese tipo de alta cocina.
Existe un pequeño paso, minúsculo, entre ser víctima y terminar convertido en verdugo.
A lo largo de todo el relato se mantiene la tensión narrativa y las preguntas como he mencionado con anterioridad, comienzan a sucederse en la cabeza del lector.

¿Quién ha secuestrado a los niños?
¿Qué ocurrió en Belzéc?

Y a partir de ahí, surgen las cuestiones más complejas.
Nos hacemos eco del sufrimiento de los supervivientes, nos planteamos como sería su vida después de experimentar ese gran dolor de ver morir a padres, hermanos, hijos y/o amigos...
Y entonces surge el gran dilema:

¿Presenciaron tanto horror que quizás, después, les costó diferenciar entre el bien y el mal?
¿Hasta que punto es lícita la venganza?

A simple vista todos lo descartamos, diremos que no contemplamos esa opción, pero seguimos pensando en las víctimas y en el horror que les perseguirá el resto de su vida, a esos que tuvieron la gran suerte de salvarse, sentenciados a una pena de la que no podrán librarse.
Sus heridas físicas sanarán, pero el daño acumulado en su interior, esas heridas mentales no lo harán, tampoco la dignidad pérdida será recuperada.
Cada noche, los gritos de dolor, así como el rostro de sus guardianes, les perseguirá en sus sueños y la visión de los crematorios, las largas filas de gente caminando con un destino ya firmado por otros, marcará su final.
Así que os formulo de nuevo la pregunta:

¿Es lícita la venganza?

Pues si leéis el libro llegaréis a la misma conclusión que yo. NO
Nada justifica ese acto de violencia y menos aún, cuando esa venganza se vuelca sobre inocentes.
Eso sería la pescadilla que se muerde la cola, un repetir los actos y se confirma el refrán:
La violencia, engendra violencia...

Así que, para ir terminando, os hago una propuesta; leed el libro, acompañad a Frédéric en esta nueva aventura donde también se apelará a sus principios y donde por las tensiones de la postguerra, empezarán a vislumbrarse los primeros signos de ese enfrentamiento "La guerra fría", que terminaría marcando significativamente, la segunda mitad del Siglo XX.



El dragón perdido (Frédéric Poison 01)Bastante interesante
Los niños de Belzéc (Frédéric Poison 02)
Bastante interesante