Última saga actualizada 20/12/2017

Saga Fernando de Rojas de Luis García Jambrina

miércoles, 11 de febrero de 2015

El baile de Irène Némirovsky

Sinopsis:

Autora de la recién descubierta Suite Francesa, publicada póstumamente y aclamada por la crítica y el público de media Europa, Irène Némirovsky saltó a la fama con esta breve joya literaria sobre la venganza de una adolescente, editada en Francia en 1930 y traducida al castellano en 1986. Instalados en un lujoso piso de París, los Kampf poseen todo lo que el dinero puede comprar, excepto lo más difícil: el reconocimiento de la alta sociedad francesa. Así pues, con el propósito de obtener el codiciado premio, preparan un gran baile para doscientos invitados, un magno acontecimiento social que para el señor y la señora Kampf supondrá, respectivamente, una excelente inversión y la soñada apoteosis mundana.

Opinión:

He leído en algún sitio que catalogaban esta pequeña novela como Comedia dramática.
Yo más bien la consideraría un drama aderezado con alguna escena cómica. El tema divertido va surgiendo en la cabeza del lector a medida que van sucediendo los hechos, pero lo principal, lo cómico del asunto, es imaginar los hechos que acontecerán con posterioridad a la narración.

Digo que yo incluiría este relato dentro del género de Novela dramática, por el hecho de que entre las frases de este libro, volvemos a encontrarnos con un personaje totalmente odioso, intuyo que Némirovsky, al igual que en otras de sus obras, vuelve a referirse a su madre y al gran rencor que sentía hacia ella.
Aquí descubriremos a una mujer, cuyo único deseo es el dinero, codearse entre gente de la alta sociedad, dando importancia incluso sobre su familia, a las apariencias.

Otro paseo a través de los sentimientos que logra conmover al lector.
La historia de una familia de nuevos ricos con un afán desmesurado por conseguir la aceptación de la alta sociedad.
Un esmero que contrasta con la carencia afectiva que provoca a su propia hija.

En esta historia básicamente tenemos cinco personajes, aunque solo tres de ellos son los principales.
El señor y la señora Kampf, y su pobre hija, Antoinette. Una niña de catorce años a la cual, los padres no hacen ningún caso y únicamente se acuerdan de ella, para hacerle reproches y volcar en ella su mal genio.

De nuevo, con la prosa de Irène Némirovsky, obtenemos grandes descripciones sin apenas decir nada. Con su narración las imágenes se abren ante nuestros ojos y parece que estamos viviendo las escenas en primera persona. Los detalles de los vestidos, el olor de la comida y sobre todo, la actitud de los personajes, la soberbia y la prepotencia que crece entre los padres de Antoinette y las mofas y la ironía que surgen a escondidas por parte de los criados de la casa.

Quizás la lectura de las primeras páginas pueden dar la apariencia de que el comienzo es un poco flojo. La verdad es que es una novela sin prácticamente acción hasta casi llegando al final. Pero creo que su lectura merece la pena.
La atmósfera que se crea en las escenas donde aparecen Antoinette y su madre, son piezas fundamentales para entender el gran desasosiego que siente nuestra joven protagonista e indirectamente, lo que Némirovsky sentía en realidad.
El comportamiento y la relación que existe entre ambas genera un ambiente melancólico y un clima de total tristeza.

Otra historia brillante, muy similar a las anteriores que he leído de esta autora, en lo que a carga sentimental se refiere. Aunque reconozco, que de todas las leídas hasta el momento, esta es sin duda la mejor.
Una buena crítica a los nuevos ricos y a ese afán de conseguir notoriedad a toda costa.

El final es digno y a la altura de los personajes avaros que habitan entre las páginas de esta novela.
Os aseguro que al final, esa familia obtendrá notoriedad, pero no por el motivo que ellos desean. La autora deja a la imaginación del  lector, las repercusiones del gran baile,


domingo, 8 de febrero de 2015

La buena reputación de Ignacio Martínez de Pisón

Sinopsis:

Samuel y Mercedes contemplan con preocupación el futuro de sus dos hijas ante la inminente descolonización de Marruecos y el regreso de los españoles del Protectorado a la Península. Estamos en Melilla, son los años cincuenta y, en ese contexto de cambio e incertidumbre, el matrimonio decide viajar a Málaga para establecerse en una España que comienza a abrirse lentamente a la modernidad. De la mano de cinco miembros de una misma familia, esta saga recorre treinta años de nuestra historia y transita por ciudades como Melilla, Tetuán, Málaga, Zaragoza o Barcelona. Los deseos e ilusiones de Samuel y Mercedes, de sus hijas y de sus nietos se verán condicionados por secretos inconfesables en una vida que transcurre fugaz e inesperada. La buena reputación es una novela sobre la herencia que recibimos del pasado y sobre el sentimiento de pertenencia, la necesidad de encontrar nuestro lugar en el mundo. Autor imprescindible de las letras españolas, Ignacio Martínez de Pisón da vida en estas páginas a unos personajes inolvidables, en un retrato nítido y veraz de la vida cotidiana y el devenir de una familia. Una lectura maravillosa a la que uno desea volver porque en ella vemos reflejadas nuestras propias vivencias y la nostalgia de aquellos momentos que se pierden en el recuerdo.

Opinión:

En esta ocasión voy a dejarme de preámbulos y sencillamente voy a ir al grano.
A la maravillosa prosa de la que hace gala Ignacio Martínez de Pisón hay que añadirle una excelente historia que sorprende desde el comienzo.
La novela no es pequeña, tiene 640 páginas, pero la narrativa de Pisón la convierte en ligera, dejándonos al final con ganas de saber más sobre las andanzas de los protagonistas.

Nos adentramos en la lectura a través de la trama principal, y de su mano iremos conociendo más pequeñas historias cargadas de anécdotas. Alguna con un toque simpático que nos hará sonreír, otras reflexivas, incluso las habrá que esconden pequeños atisbos de felicidad, porque en general, todas están cargadas de grandes dosis de amargura.

De la mano de un narrador omnisciente conoceremos la vida de tres generaciones de una misma familia, algo peculiar. Y digo peculiar, porque el patriarca es un judío de Melilla y su esposa una católica de la península.
Las diferencias existentes al principio de su relación, con el tiempo se irán agravando y en vez de unir más, el efecto será totalmente el contrario. Conoceremos los entresijos de esa convivencia, los cambios que va sufriendo la relación familiar, al mismo tiempo, que veremos como va cambiando la sociedad española.
Les acompañaremos en un recorrido por varias ciudades españolas, de Melilla a Málaga y de ahí a Zaragoza. Al mismo tiempo que emprendemos ese viaje, seremos testigos del éxodo de algunos judíos a Israel, de los últimos días del protectorado español en Marruecos y del regreso de los españoles que allí vivían a la península.

La novela está compuesta por un prólogo y cinco capítulos, que corresponden cada uno a un personaje de la familia.
La estructura de la novela no es la clásica. ya que el prólogo nos narra hechos casi del final, y de esa forma se rompe el orden lineal de los sucesos. Salvo ese detalle, el resto de los capítulos que aparecen bajo el título de Novela de... suceden en orden cronológico. La trama, como ya veréis, al igual que la vida... dará muchas vueltas.

Como he dicho, la narración recae en manos de un narrador omnisciente que nos aportará los datos fundamentales para conocer a fondo a cada personaje. A través de cada capítulo tendremos una visión individual de cada uno de ellos, nos mostrará los pensamientos, sentimientos, su forma de ver la vida y sobre todo, sus secretos. Sin dejar de lado sus manías, prejuicios y egoísmos aunque también, sus pinceladas de bondad y remordimientos, que también tendrán parte de protagonismo en esta obra. Como veis un amplio abanico de personalidades. que se irán dibujando ante nuestros ojos al tiempo que evoluciona el personaje, unas veces para bien y otras para mal.
Con cada uno de sus gestos, este autor compone una crónica social exacta de la época. Cada uno a su manera aportará su pequeña dosis de humanidad y de realismo a la narración.
Algo curioso de esta obra es que los papeles principales recaen en mujeres, algo un poco contradictorio, porque en la época de los cincuenta, sesenta, la mujer estaba relegada a desempeñar un papel más secundario, y aquí es donde entra en juego la maestría de Pisón y convierte la historia en un relato más que interesante en intrigante.

Mercedes, la madre.
Una mujer de carácter fuerte y dominante que seguirá ejerciendo ese poder incluso después de muerta. Un personaje soberbio y odioso, al mismo tiempo que fundamental para esta novela. La obra no tendría el mismo valor sin las aportaciones de esta mujer inflexible.
Samuel, el patriarca.
Un exitoso hombre de negocios que ha terminando cediendo el testigo a su mujer en lo que a familia se refiere. Un personaje que nos deparará grandes sorpresas.
Miriam, la hija insegura.
Un personaje que cae sin remedio en la sumisión.
Sara, la hija rebelde.
La típica listilla, aprovechada y que el lector desearía poder ahogar en más de una ocasión.

Y luego están los nietos...
Los únicos dignos de mención y con un papel relevante en esta historia serán Daniel y Elías hijos de Miriam, Según mi opinión el equivalente a los Ninis de ahora... (Ni trabajo, ni estudio...)

Como podéis ver una familiar muy pintoresca donde cada uno de ellos tira para sus propios intereses, sin preocuparse por como afectan sus decisiones a los demás.
Poco más voy a decir porque no haría justicia a la novela.
Hasta el momento no había leído nada de este autor y me he llevado una grata sorpresa. Solo puedo decir que he experimentado sensaciones muy satisfactorias, con una narrativa soberbia y con unas historias sublimes.
Una forma redonda de conocer sucesos que afectaron a nuestro país y que quizás son poco conocidos. Historia y ficción cargada de acontecimientos reales narrados sobre todo de forma muy amena y nostálgica.


martes, 3 de febrero de 2015

Tierra de Marta Sarramián

Sinopsis:

Una isla habitada únicamente por un  hombre, aislada desde hace veintisiete años, tres amigos que recalan en la arena, una amistad que crece, un sueño compartido y una aventura insospechada que nace en el mismo momento en que vuelven a pisar Tierra. Los tres se embarcan en una hazaña en la que se ven atrapados en una trama de poder, ambición y corrupción al ayudar a su amigo isleño, a vender su isla. Una historia deliciosa que se rasga cuando el dinero entra en acción.
Marta Sarramián, que ya obtuvo un gran éxito con su primera novela: "Lo que aprendí de un vagabundo" y su segunda novela "A contracorriente", nos sorprende una vez más con esta obra basada en hechos reales que contiene todos los ingredientes para atrapar al lector desde las primera páginas.

Opinión:

Todo comienzo tiene un final

Quedaría precioso en esta reseña decir, que la prosa de la que hace gala Marta Sarramián es exquisita, cosa que es cierto, pero sinceramente ese halago es innecesario.
Cuando una obra esconde una historia real, bella y sencilla como esta, los adornos sobran. Es preferible sumergirse en su lectura y paladearla al mismo tiempo que la disfrutamos al cien por cien.
Lo que si puedo afirmar con total rotundidad, es que la narrativa de esta autora es completamente hipnótica, sencilla pero directa, y embellecida con unas descripciones que logran atraparnos desde la primera frase.
Supongo que a vuestras manos habrán llegado en algún momento libros narrados sin ninguna emoción.
¿Que ocurre con esos libros?
Sencillamente que cuando se narra sin pasión, no se logra conmover al lector y éste no se siente involucrado.
Aquí sucede todo lo contrario. Es una narración escrita con emoción, sinceridad y sencillez que se unen formando un TODO indivisible y se transmite al lector de la misma forma.
Con tan solo leer el prólogo ya intuimos que lo relatado en estas páginas será emotivo.

Chebo, uno de los protagonistas de esta historia, quiso vender su isla y nosotros quisimos ayudarle. Fracasamos en el intento, dándonos cuenta de que haciéndolo le estábamos lanzando a las garras del león, a los dientes del lobo hambriento y feroz que es en lo que se convierte el hombre cuando ambiciona dinero y poder. Le empujamos a la oscura sociedad de la avaricia.

Nos equivocamos, y yo, personalmente puedo decir que aprendí del error cometido. Nos dieron una lección tan apasionante como dura en su esencia y en su acción. 

La historia comienza con un viaje. 

Marta Sarramián nos emociona con sus palabras, nos abre su corazón arrastrándonos a acompañarla en este viaje. 
Compartiremos sus experiencias, las tristezas y amarguras al mismo tiempo que aprenderemos a disfrutar de los pequeños detalles. Esos insignificantes, instantes de felicidad que suelen pasar casi desapercibidos en nuestro día a día. Esos momentos, a los que no damos ninguna importancia... Aprenderemos a disfrutar pero también a agradecer aunque no nos iremos sin sentir un pequeño pellizco en el corazón. 

A través de esta narración tendremos conocimiento de varias historias.
La principal, que podríamos situar en un pasado reciente y otras que afectan directamente al pasado de la protagonista.
En ambas, conoceremos a muchos personajes, todos reales, pero que Marta por respeto a su identidad ha preferido cambiarles el nombre. Veremos la angustia que crece en el alma de nuestros personajes, la lucha tanto interna con los sentimientos como externa contra el egoísmo existente y tan anclado en nuestra sociedad. 

La edición en papel de Ediciones Casiopea, me ha llamado mucho la atención.
Cuidada, de un tamaño idóneo para manejarlo y las páginas de un blanco puro, junto con el tamaño de fuente elegida, convierten la lectura en un cómo y delicioso paseo. Con tal solo abrirlo el lector se ve invitado a leer, se siente a gusto pasando las hojas.

Una historia que esconde grandes enseñanzas y narrada por alguien que lo ha vivido en primera persona, pero sobre todo, narrado desde el corazón.